Patrimonio Cultural, Agricultura Sostenible y Custodia del Territorio

Junto con los acantilados y los encinares que conforman la Serra de Tramuntana, nuestro paisaje ha sido principalmente creado por la acción del hombre con motivo de la agricultura: las construcciones de piedra seca, que son la joya de nuestro patrimonio cultural y uno de los valores principales de la Serra, los almendros, los viñedos, los olivares, los naranjos del valle de Sóller, y los campos de cereales que recubren la isla componiendo un paisaje de gran belleza. Todos estos valores nacen de nuestra agricultura, por ello la protección de nuestro paisaje pasa por la preservación de ésta, que necesita el apoyo local para su supervivencia, y que supone, además, un valor de sostenibilidad en si misma

Paisaje y Alimentos Locales

VER MÁS